PlásticoViajesZero Waste

ES SOLO UNA PAJITA

LAS PAJITAS DE PLÁSTICO SON MALAS PARA EL MEDIO AMBIENTE

No, no es solo una pajita. Solo en Estados Unidos se usan 500 millones de pajitas al año. Si ya estás concienciada sobre el problema del plástico te habrás dado cuenta de la cantidad de plástico de un solo uso que la hostelería reparte tan alegremente.

Los ojos más avispados nos centramos estos días en detectar tarrinas, cucharillas de helado y, como no, pajitas de plástico. ¿A quién no le gusta un buen cóctel en una terraza de verano? ¿Qué mejor manera de socializar y combatir el calor estival? El problema… las pajitas que se cuelan de manera indiscriminada en horchatas y mojitos varios.

Billones de pajitas de plástico se producen cada año y su vida útil ronda tan solo los 20 minutos. Una vez usadas (por lo general no se reciclan en bares y restaurantes), se acumulan en vertederos o acaban en los océanos afectando a la vida marina. Las pajitas, junto con las colillas de cigarro, son los desechos que aparecen en mayor número en las playas.

Hoy en día muchas personas dependen de las pajitas para beber e ingerir alimentos líquidos. Pero en general, se utilizan por costumbre.

Si no puedes prescindir de ellas, existen alternativas reutilizables, como las pajitas de acero inoxidable, o compostables fabricadas con bambú.

Las ventajas es que se pueden lavar y como casi no ocupan ni pesan nada, las puedes llevar en el bolso o mochila.

CUIDADO CON LAS PAJITAS DE PAPEL

Parecen inofensivas porque las pajitas de papel son biodegradables (en principio una buena alternativa). Pero su fabricación requiere un alto consumo de recursos forestales, de agua y de energía. Además, como solo se pueden utilizar una vez, siguen siendo un producto de usar y tirar.

Así que acuérdate siempre de decir: “sin pajita, por favor” al pedir tu bebida.

VER TODAS LAS ENTRADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *