Zero Waste

EL BLACK FRIDAY NO ES UN CHOLLO

El black friday no es un chollo

EL BLACK FRIDAY NO ES UN CHOLLO

Black Friday por aquí… Black Friday por allá… ¡Rebajas durante solo hoy o incluso durante una semana! Una estrategia comercial importada de Estados Unidos que tiene muchos problemas. Te los contamos…

Es un modelo completamente contrario al que fomenta el movimiento Zero Waste, basado en un consumo responsable que satisfaga necesidades reales, donde las compras no son impulsivas, sino informadas con el fin de conocer el origen de los productos y la forma en la que se han fabricado. Por eso, en lugar de centrarnos en el por qué se llevan a cabo estos descuentos tan brutales justo el día después de Acción de Gracias en Estados Unidos, nos queremos centrar en sus también brutales consecuencias:

Estas rebajas, al estar disponibles durante un corto periodo de tiempo, crean una urgencia psicológica en los consumidores, llamándonos a consumir compulsivamente. Por lo general, cosas que no necesitamos. A simple vista, parece la oportunidad perfecta para empezar a preparar las compras de Navidad al tiempo que nos ahorramos unos euros. Pero, muchas veces, al vernos sobrepasados por una oferta tan amplia y precios tan competitivos nos lanzamos a comprar sin medida objetos que terminaremos acumulando.

Es una estrategia que beneficia solo a las grandes superficies, que pueden permitirse bajar los precios a costa de promover la precariedad laboral ampliando horarios y pagando sueldos precarios.

Tiene graves consecuencias ambientales por la excesiva producción de residuos (embalajes, cartelería, etc.), por el uso intensivo de recursos naturales utilizados para aumentar la producción y por el aumento de transporte de mercancías.

Tiene efectos devastadores para empresas locales y familiares, pequeños comerciantes y emprendedores, que no podemos permitirnos alargar horarios y disminuir los precios para hacer frente a una competencia tan desigual. Hay que tener en cuenta que las empresas sostenibles ajustamos ya mucho los precios para pagar un precio justo a los fabricantes.

Por eso, hoy queremos acabar con una frase de Joshua Becker, fundador de Becoming Minimalist:

“El producto más ecológico es el que no compras”.

VER TODAS LAS ENTRADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *