Cambio ClimáticoZero Waste

ECOANSIEDAD

ecoansiedad zero waste residuo cero

Quizás padeces eco-ansiedad y no lo sabes.

El pasado domingo recibimos la noticia de un incendio que asolaba nuestra Sierra de Guadarrama. Los vecinos llenaron las redes sociales de mensajes de apoyo y dolor. Está claro que la mayoría de las personas apreciamos el medioambiente que nos rodea. Pero muchas, además, sufrimos una preocupación constante, es la eco-ansiedad.

Los efectos del cambio climático cada vez son más visibles (cambios en los ecosistemas, refugiados climáticos, etc.). Todo esto, unido a las imágenes de este verano del deshielo en Groenlandia y mensajes como que en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar, o que nos quedan menos de 12 años para evitar una catástrofe climática (IPCC), nos mantienen en una preocupación constante.

La Asociación Estadounidense de Psicología describe la “eco-ansiedad” como un “temor crónico de un cataclismo ambiental”. Y sus síntomas incluyen ataques de pánico, pensamientos obsesivos, pérdida de apetito e insomnio. A pesar de todo, la eco-ansiedad no está incluida en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5).

Podemos pensar que estos problemas no tienen solución y que lo que haga una persona no va a suponer grandes cambios. Sin embargo, si nos unimos, tendremos más poder para lograr un futuro sostenible.

ecoansiedad cambio climático just zero waste

¿Qué podemos entonces hacer para combatir la eco-ansiedad?

  • La eco-terapia nos ayuda a entender y aceptar los límites de los aspectos que están bajo nuestro control. Podemos llevar a cabo acciones positivas hacia un estilo de visa sostenible, pero debemos ser conscientes de que no todo es nuestra responsabilidad.
  • Las acciones que pueden ayudarnos a combatir los síntomas son pasar tiempo en la naturaleza e involucrarnos en proyectos de conservación (cursos, voluntariado, limpieza de playas/bosques, etc.).
  • Por otra parte, realizar pequeños cambios en nuestra vida para hacerla más sostenible. En este blog encontrarás un gran número de consejos. Suscríbete a nuestro boletín para no perderte ninguno. Algunos cambios pasan por comer menos carne o disminuir el consumo de plásticos de un solo uso.
  • Difundir el mensaje entre familiares y amigos. Con nuestras acciones Podemos conseguir un efecto mariposa en los que nos rodean, logrando cambios en sus valores, actitudes y comportamientos.
  • Expresar tu opinión a empresas y autoridades. Si no estas de acuerdo con algo estás en tu derecho de dirigirte a las empresas (siempre de manera educada) para incitarles a realizar cambios, por ejemplo, a utilizar envases más sostenibles. También puedes comunicarte con tu Ayuntamiento y cuerpos de seguridad (Policía Local, Seprona, etc.) para denunciar actuaciones contra el medioambiente (vertidos, vertederos ilegales, maltrato animal, etc.).
  • Existe un grupo en Facebook de Activismo Electrónico en el que los miembros nos ayudamos cuando detectamos algún problema ambiental (sueltas de globos, talas masivas de árboles, etc.).
  • Votar con cabeza. Repasa con detenimiento los programas electorales de los partidos e investiga qué políticas ambientales tienen. Básate en hechos, no en promesas.
VER TODAS LAS ENTRADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *